ISLANDIA PARA PRIMERIZOS: NO TODO ES BJÖRK

¿Es difícil conocer Islandia? ¡En absoluto! Aquí 7 tips para conocer este país.

En México se sabe muy poco de Islandia. ¿Géiseres, icebergs flotantes, piedras volcánicas y glaciares sobrepasan el éxito de Björk? Quizá, por ello elaboramos esta guía básica con 7 razones para conocer lo básico de este gran país y saber como conocerlo… y por qué no, evadir a hordas de turistas despistados.

Por: Alex Riuíz

RENTA UN AUTO Y HUYE DE REYKJACIK

Para conocer todo Islandia durante una semana hay dos opciones: rentar un auto y hacer turismo carretero o algo más emocionante: volar en helicóptero y descubrir este gran país desde el aire.

Aunque hay transporte público, es limitado en horarios y rutas, además que las condiciones climáticas son extremas y los lugares de interés se encuentran a grandes distancias entre sí. También hay que considerar que la mayoría de los turistas que llegan a Reykjavik los hacen en hordas, son peregrinos que viajan a contra reloj, por eso el resto del país sigue siendo solitario, ofreciendo más privacidad para unas vacaciones. Así que prepara el soundtrack de tu viaje y disfruta de sus regiones y atractivos mientras escapas de los autobuses con turistas invasores. 

GULA EN REYKJAVIK

Antes de partir de Reykjavik tienes que conocer dos espacios gastronómicos. El primero es Dill Restaurant, que sólo cuenta con 30 espacios para clientes afortunados. Está justo en el centro de la ciudad y está comandado por el aclamado chef Gunnar, que recién obtuvo una estrella Michelin por su recién inaugurado restaurante de Nueva York, Agern!

Aquí el menú cambia en función de las estaciones, la materia prima y su imaginación exótica para realmente ofrecer un aventura gourmet escandinava, cocina de autor en dos opciones: menú de 5 o de 7 tiempos.

Los desayunos deben de llevarse a cabo en The Laundromat Café, una peculiar cafetería diseñada para comer bien a precios razonables y para socializar. Originalmente este concepto nació en Copenhague, pero llegó a Reykjavik en 2011 y hoy es sponsor oficial del festival de música Iceland Airwaves. Cuenta con una extensa biblioteca con 6 mil libros para el disfrute de los clientes. Todo es delicioso, pero el desayuno y el brunch, así como los sándwiches y hamburguesas hacen delirar, al igual que el pastel de chocolate.

Los inviernos duros, largos y depresivos hacen que sus habitantes estén prestos a cualquier contacto humano y para revelarlo hay que hacerlo en sus bares y restaurantes. Kokomo Tiky & Room viene bien para sacudir los copos de nieve al calor de un buen coctel. Se trata de un bar karaoke de estilo surf, en donde eternamente viven Dick Dale y los Beach Boys.

SUEÑOS SOBRE PAISAJES VOLCÁNICOS

Todos los que pisan por primera vez Islandia deben visitar Blue Lagoon, la estrella de las selfies, el sitio emblemático para los turistas, un spa natural de aguas geotermales de color azul astringosol con una temperatura de hasta 40 grados.

El paisaje en si ya es alucinante, pero si cuentas con mil dólares por noche podrás comer, beber y dormir en Silica Hotel, un complejo de hospedaje situado en el corazón de un impresionante paisaje de lava. Silica está a sólo diez minutos a pie de Blue Lagoon, aunque también cuenta con su propia laguna de baño privada para los huéspedes.

Aquí también está Lava Restaurant, en donde el chef Ingi Þórarinn Friðriksson combina el diseño moderno con el espíritu salvaje de la naturaleza islandesa. Está construido en un impresionante acantilado de lava, con vistas a la laguna, se trata de un escenario inolvidable para una comida sin norma de etiqueta, incluso con bata de spa, que nos recuerda que el lujo es el concepto que cada quien le damos.

A LO JULIO VERNE

El volcán cubierto de glaciares que embellece las postales que se ofrecen como souvenirs se llama Reykjavík, al igual que la ciudad. Este fue el punto de partida para el viaje de Julio Verne, el mismo que lo inspiró para “Un viaje al centro de la Tierra”.

El volcán aunque ya no sigue activo invita a rentar un helicóptero y acercarse a este. Hay diversas empresas que ofrecen tours de lujo para disfrutar de una comida en la cima de un glaciar, cruzando playas desiertas con peñascos tolkianos y embarcaciones fantasmas e historias de naufragios.

Los tours pueden llevarte a Hofsós, una pequeña localidad en el norte de Islandia, un pueblito del siglo XVI, en donde se construyó una piscina geotérmica infinita, financiada por dos empresas locales como. Aquí, durante un baño de vapor se admiran al fondo el fiordo Drangey y el fuerte Grettir.

Otros 10 minutos en el aire, a bordo del helicóptero, conducen hasta los fiordos en la costa de Strandir, en el oeste de Islandia. Se trata de un lugar que es inspiración para cualquier travel writer. Es el sitio más remoto del país, el más solitario, la última frontera del automovilista: la ruta 643 es un callejón sin salida, una carretera panorámica que cruza aldeas pesqueras y desiertas, pero que concluye su trayecto en ningún lado. Aquí se encuentra Krossnes, la última piscina geotermal de la carretera que ofrece vistas al Ártico.

BAJO LA LUZ POLAR

Cerca se encuentra Ásbyrgi, un dramático cañón que se formó después de un deshielo provocado por una erupción subglacial, formando una especie de piscina con cañones como paredes que llegan a formar una gigantesca herradura. El paisaje parece apocalíptico, es como si te encontraras en las cataratas de Niágara, pero sin agua, con los grifos cerrados: una desconexión provocada por la magnificencia de la naturaleza y el silencio que en este lugar puede llegar a ser ensordecedor, martillante.

Uno de los espectáculos naturales más impresionantes que ofrece esta isla son las auroras boreales. Los cielos de Islandia se pintan de verde, amarillo, rojo o violeta desde octubre hasta marzo. Se pueden encontrar complejos de hospedaje construidos específicamente para ello, desde iglús de cristal hasta lodges de lujo, todos con tours que incluyen caminatas con raquetas de nieve, esquí de fondo, trineos jalados por perros y paseos en motonieve que conducen hasta el sitio en donde la magia boreal sucederá.

El evento natural concluye con una convivencia con otros viajeros, al calor de una fogata, un vodka finlandés e historias de trolls, personajes de la mitología islandesa.

EN LA PATRIA DE BJÖRK

Muy cerca del centro de Reikiavik se encuentra el Hotel Björk, que orgulloso lleva el nombre de la islandesa más famosa del mundo. Como casi todo en Islandia, es un hotel sencillo y sin lujos que refleja el tranquilo estilo de vida al que están acostumbrados los locales.

Pero hay otra historia que gira en torno de la cantante pop, algunos afirman que Islandia era un destino desconocido para muchos turistas hasta que Björk llegó a MTV. Así lo señalaron algunos diarios, incluso se decía que el Primer Ministro de Islandia, David Oddsson, quería regalar la isla Ellidaey a la cantante, en agradecimiento por su contribución a la proyección internacional de Islandia.

ICELAN AIRWAVES

Es un festival que tiene duración de cinco días. La filosofía y principal objetivo es mostrar música nueva, tanto islandesa como internacional.

CÓMO LLEGAR

Puedes llegar a Islandia volando desde Londres, Barcelona o Nueva York. Más recomendable resulta tomar un crucero desde Copenhague, Noruega o Groenlandia.

IDIOMA

El idioma oficial es el islandés, lengua germánica septentrional que está muy relacionada con el feroés y con los dialectos occidentales del noruego.

Islandia Airwaves es un festival de música anual que se celebra en Reykjavík , Islandia a principios de noviembre .

 

MÚSICA RECOMENDADA

The Sugarcubes: Cold Sweat

Björk: Army of me

Sigur Rós: Starálfur (Iceland Montage)

https://www.youtube.com/watch?v=SQuki_8COXs

The Vintage Caravan: Expand your mind

URL TRIP

www.icelandtravel.is

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *