URUGUAY: AMOR, PAZ Y LA LEGALIZACIÓN EN CABO POLONIO

Las vacaciones  son otra historia en Uruguay, cuando marca el inicio de la temporada alta, específicamente en Punta del Este, a donde llegan la mayoría de los turistas. Es verdad que todos peregrinan a la costa, aunque el ex presidente José Mujica, quien vive en Montevideo, sigue siendo quien capta la atención de los reflectores a partir de su política pública, como la legalización de la marihuana.

Texto: Viko Lukániko / Fotos: Andrés Leyva

Pero en Punta del Este las playas son espectaculares. No en vano Frank Sinatra y sus amigos pusieron este lugar en el mapa en la década de 1950, cuando el auge de la inversión de la posguerra vio a un pequeño pueblo de pescadores crecer en un complejo de casinos y hoteles de lujo.

Pero a pesar que los viajeros con presupuesto aún son los principales visitantes, Punta del Este hoy oferta servicios turísticos de altura a precios módicos, ¿quizá se deba a que el espíritu de Mujica haya penetrado en los corazones de los empresarios turísticos? Sea verdad o no, lugares como La Paloma, una hermosa península verde y azul; también en la playa La Balconada, donde se reúnen los habitantes todas las tardes para admirar y aplaudir la puesta de sol, como si lo hubieran visto por primera vez, son sitios que mantienen su libertad, sin el problema de la gentrificación que exije este mundo globalizado, con hoteles boutique y restaurantes sin mantel, relajados, de espíritu pacheco que no desean ser vistos.

Otra playa es Cabo Polonio. Aquí nada de agua corriente. Ni luz eléctrica. Ni cobertura móvil. El aislamiento está asegurado, y será este el principal incentivo para disfrutar de un entorno natural con muchos atractivos. En cabo Polonio está la segunda colonia de leones marinos más grande del país. Debajo del faro y en tres pequeñas islas cercanas, la Encantada, el Islote y la Rasa, se puede observar a estos animales nadando ágiles en aguas del Atlántico o tomando el sol en las rocas. Pero no son los únicos que escogen este lugar, también se observan ballenas francas australes entre agosto y noviembre, y pingüinos entre mayo y agosto.

La noche es sin duda el momento más esperado, cuando la oscuridad absoluta envuelve las solitarias cabañas de madera y el faro cobra protagonismo, rompiendo cada 12 segundos esa intimidad. Así lo destaca en uno de sus temas el cantante Jorge Drexler, quien encontró en el cabo su lugar de inspiración: “Pie detrás de pie no hay manera de caminar la noche del cabo, revelada en un inmenso radar…”. A medida que los ojos se acostumbran a la ausencia de luz, las estrellas se encienden en el cielo. Suenan las guitarras en cada círculo de amigos mientras lugareños cuentan sus leyendas. Es entonces cuando cabo Polonio se inunda de magia.

RECOMENDACIÓN: Sin duda, muchos viajeros aficionados a las drogas recreativas imaginan que la mezcla de playa y cannabis son el coctel perfecto para unas vacaciones, sin embargo, deben considerar que esta ley aprobada ya por el Senado no permite que los extranjeros compren marihuana, mientras que los habitantes también le piden a los forasteros que mantengan la calma. Aunque al contemplar los paisajes en Punta del Este, la pregunta sería :¿de verdad hace falta fumar un porro para admirar la belleza de Uruguay?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *