SOCONUSCO CHIAPANECO, EL ORGULLO MAM

Los mam son una etnia maya que habita en el noreste de Guatemala y en el Soconusco chiapaneco y hablan la tercer lengua maya más hablada.

Texto: Cindy Agustín / Fotos y video: Federico de Jesús

Pero la historia parece llegar a su fin, los ancestros de los mames en México comienzan a desaparecer en el Soconusco Chiapaneco, con todo y su cultura. Aunque hoy puedes conocer a los últimos Mames en el Soconusco Chiapaneco, en los municipios de Acacoyagua, Escuintla, Acapetagua, Villa Comatitlán, Mazatán, huehuetán, Metapa, Frontera Hidalgo, Suchiate, Tapachula, Cacahotán, Tuzantán, Tuxtla Chico y Unión Juárez. Municipios reconocidos como de origen mam, al menos hasta 1973.

En el municipio de Huehuetán se encuentra el poblado El Cairo, en donde se encuentra la cascada del mismo nombre, que tiene más de 20 mts de altura. Aquí también se encuentra el Palacio de Bambú, una arboleda de bambúes que parecen salidos de un paisaje japonés; pero la joya de la corona son sus habitantes, que te brindan la oportunidad de convivir con ellos para conocer sus usos y costumbres, como lo demuestra don Pablo Zárate en el video que mostramos a continuación, que todavía habla mame.

Aquí no hay hoteles, pero puedes llevar tu casa de campaña para conocer estos paisajes y convivir con los huehuetecos. Si quieres ayudar a la comunidad puedes llevarte comida y ropa para compartirla entre sus habitantes, quienes no están acostumbrados a las visitas, sin embargo, son buenos conversadores y excelentes anfitriones.

 

Dice en el libro llamado Un Pueblo Mame, escrito por el profesor Rosalío Morales Reyes “los antropólogos e investigadores de la cultura maya indican que Huehuetán tiene una antigüedad de 3,000 años…”; y que según el Códice Mendocino se deriva de lengua nahoa “Huehue” que significa anciano y “Tlán” que significa lugar de abundancia. Cuando era pequeña creía que lo de pueblo de ancianos era porque la gente que vive en estos lares es muy longeva, y es la imagen que tengo del curandero de la familia, Don Ricardito Aquino (q.e.p.d), que usaba la magia blanca para “curar de espanto” como suelen mencionar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *