EL MERITO DE MAR: TRIBUTO AL PACÍFICO

La colonia Condesa, en la CDMX, es una vitrina de restaurantes que pueden confundir al comensal serio. Por un lado están los restaurantes que truenan como chinampinas, atendiendo a los foodies que solamente buscan un sitio para ver y ser vistos, pero hay otros que se toman el negocio de los fogones en serio.

Por: Pepe Treviño

Este es el caso de Merito de Mar, un restaurante-bar que llegó a esta colonia para demostrar que, dejando a un lado la escena hípster, se puede disfrutar de una potente gastronomía de mar en un ambiente relajado, incluso con tintes playeros.

Las recetas con las que preparan el ingrediente de mar son provenientes del Pacífico mexicano, específicamente de estados como Baja California, Nayarit, Sinaloa y Jalisco principalmente y los responsables de alimentar correctamente a los que frecuentan este código postal son los chefs Gabriel Alatriste y Rogelio Peñaflor, dúo de maesters del fogón que diseñaron una carta que mezcla cocinas de los estados antes mencionados con técnicas de la gastronomía francesa, elevando el nivel de este tipo de restaurantes de mariscos.

Pero vayamos a la materia. Es verdad que el ambiente remite a la playa, la decoración no es nada del otro mundo, hay lámparas de yute, paredes de madera pintadas de blanco y mesas del mismo material pintadas de azul, demostrando que lo importante son los platillos y la compañía.

El sitio cuenta con dos pisos. El primero está a nivel de calle, a manera de terraza, con mesas al aire libre. Al interior, además de mesas para cuatro personas, también hay una larga mesa comunal que permite convivir con otros comensales. En la planta superior se ve otra configuración, ideal para reuniones de trabajo o eventos corporativos que buscan incentivar a sus empleados, además de la cocina abierta que permite ver como ejecutan cada plato.

DOS RAYITAS ARRIBA

Más allá del típico coctel de mariscos –aquí también lo sirven-, Merito de Mar tiene unas joyitas gastronómicas que te harán babear. Tal es el caso de los mejillones Roger que van empanizados con polvo de chicharrón, acompañados de jitomate y mayonesa de jalapeño. Más potentes son los tacos de alambre preparados con pescado y chicharrón prensado. Y si buscas frescura entonces ve por el aguachile, que a diferencia del típico platillo del pacífico, aquí el picor es equilibrado, que permite disfrutar y sentir la fresca proteína en boca.

 

Si la vida o tus convicciones no te permite comer ningún tipo de proteína animal entonces pide el Ceviche de Hongos, un plato vegano elaborado con champiñones de cultivo, ceniza de chile, cilantro y naranja confitada. Para algo más abundante está el pescado zarandeado elaborado a la forma tradicional de la costa nayarita, con su toque de aceite de ceniza de chiles y acompañado con tortillas hechas a mano. También está el pescado al Pibil, adobado con achiote, cebollita encurtida y arroz. Y si vas crudo, el coctel Gran Cru que lleva pulpo, camarón y pepino en salsa de cerveza te pondrá a tono para revivir con un rey de los mares.

Desde luego que hay más platillos, como los tacos al estilo Baja, el pozole de mariscos, pero los platillos antes mencionados es lo que probamos. A, pero se nos olvidaba. Para cerrar la degustación nada mejor que el pan de elote, receta de la casa, bañado con salsa de dulce de leche.

El Merito de Mar es un divertido juego de palabras que hace referencia tanto al pez mero o cherna cómo al origen de una gastronomía que rinde homenaje a las costas de México.

Horarios: Martes a miércoles de las 13:00 a las 21:00 horas, jueves a sábado de las 13:00 a las 23:00, domingos del mediodía a las 18:00 horas. Lunes cerrado.

Dirección: Av. Tamaulipas 55, Local B, Col. Condesa. C.P. 06140, Ciudad de México.

URL: elmeritodemar.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *