LOS VIAJES QUE LES DESEO A LOS CANDIDATOS

Se acabó el tiempo, los cuatro candidatos presidenciales han sacado las uñas, han comenzado los jalones de greña, pellizcos y habladas; los spots electorales televisivos se han puesto tan intensos como los sobrecargos de una aerolínea mexicana low cost.

Bajo esa premisa y analizando lo que se comenta de los aspirantes a la silla del águila en las redes sociales, esta vez decidí hacer un ejercicio imaginario. Jugar a ser el agente de viajes de cabecera de cada uno de los candidatos.

Pero después de tres whiskys y cinco cervezas reflexioné que sea cual sea el resultado en esta carrera de los cuatro jinetes del apocalipsis, después de las elecciones, el pago a las tarjetas de crédito me quitarán la sonrisa de lo chingón que me la pasé en el último viaje. Así que fui ojete en cada una las recomendaciones, como lo hace un agente de viajes de una oficina de Turissste.

Por: Pepe Treviño

CANDIDATO: Ricardo Anaya, Movimiento Ciudadano

DESTINO RECOMENDADO: DISNEYLAND O UNIVERSAL STUDIOS

Sí, los parques de diversiones con realidad virtual podrían ser mis recomendaciones para el candidato del Movimiento Ciudadano.

Allí podría hacer turismo creativo para encontrar inspiración ¡se volvería un maestro del ilusionismo! un gran Imagineer: el nombre mamón que Disney le pone a los “ingenieros imaginativos” que crean las realistas atracciones mecánicas.

Así ya no sufriría de bullyng en las redes sociales, sobre  todo ahora que “Ricky” -como le dijo AMLO durante el segundo debate a manera de standupero- señaló al candidato cabecita blanca con una portada de la revista Proceso, misma que fue alterada por su equipo, como trabajo de niño de segundo de primaria. Sin duda fue un momento que lastimó a sus seguidores, similar a la decepción que sufren los niños cuando descubren que Mikey Mouse es solamente una botarga.

Anaya está muy apegado al manual de “los valores familiares”, vamos, es mocho pues. Así que le vendría bien viajar a Anaheim, California para vivir la fiebre GayDays, cuando los parques Disney hacen un parade de lentejuela, punta y tacón para la comunidad LGBT. Una fiesta de fantasía. Quizá el Movimiento Ciudadano podría sentirse un poco incómodo en esa party, pero el joven maravilla obtendría nuevos seguidores si hace un guiñito de ojo a l@s man@s viajer@s.

 

CANDIDATO: Andrés Manuel López Obrador, MORENA.

DESTINO RECOMENDADO: MAZUNTE, OAXACA & CDMX

MORENA y AMLO derrochan amor y paz. Todo el equipo parece que viaja en el tiempo, a los años 60, como una auténtica comunidad hippie californiana.

Pero en México hay un lugar donde los jipitecas –término acuñado por el maestro Enrique Marroquín cuando se refería a a los xipis mexicanos de los 60- aún viven la onda. Es Mazunte, allí, en las costas de Oaxaca, se ven decenas de hippies de boutique que pululan como los vendedores de tiempos compartidos en vacaciones de Semana Santa. Podría comer pizza hecha por italianos y franceses locochones que llegaron aquí para escuchar la eterna “in a gadda da”, o comer una tlayuda pirata preparada por un gringo con facha de náufrago.

Allí, desde Punta Cometa, en donde se ven los atardeceres más pachecos de México, el candidato también podría ser testigo para ver como el país es iluminado por un poder divino o de plano ver como se cae a pedazos mientras la comuna de Mazunte se da besos y abrazos en un tiempo que no existe.

Algo menos alocado y que no comprometa un viaje al extranjero -recordemos que gusta por reactivar la economía local- sería comprarle un boleto del metro para que se desplace a la estación Tacubaya, donde tendría que tomar un camión chimeco para llegar a Santa Fe, alejado punto de la CDMX, donde se encuentra Kidzania, el parque de diversiones para niños que desean vivir en vida su propio sueño, desde ser el cajero de un centro comercial, hasta bombero, pasando por policía y veterinario. Y no importa la edad, solo le recomendaría al maestro de la frase “frijol con gorgojo” que esté atento al calendario del parque, pues hay noches para adultos, con fiestas neón, dj´s y esferitas con espejos.

 

CANDIDATO: José Antonio Meade, PRI

DESTINO RECOMENDADO: EL PAÍS DE NUNCA JAMÁS

El candidato del tricolor es el más olvidado y odiado por el pueblo mexicano debido a su ADN político. Poco a poco el PRI desaparece de la contienda, con una campaña tan de hueva que hasta al más chairo le hace pasar coraje.

El destino que le recomendaría al buen Pepe Toño es el país de Nunca Jamás, donde puede despertar de su letargo político. Allí podría llenarse de energía al admirar los paisajes de esta novela de ficción. La lejana y exótica isla donde los niños no crecen y viven sin ninguna regla ni responsabilidad.

Allí el candidato Meade sí podría ser el presidente, el Peter Pan, el guía de los niños perdidos, solo que esta vez sin su hada Campanilla, aunque si rodeado de los temibles piratas y criaturas priistas, sirenas y hadas malignas, esperando regresar al poder después de seguir las instrucciones de Nunca Jamás: volar hasta lo más alto del cielo y girar en la segunda estrella, a la derecha, volando hasta el amanecer.

 

CANDIDATO: Jaime Rodríguez, El Bronco, candidato independiente

DESTINO RECOMENDADO: MONTREAL, IRÁN, SAN ANTONIO, MCALLEN

Jaime Rodríguez, El Bronco, es el candidato que representa la ignorancia o el peor chiste del pueblo. Viajar a cualquier lugar le vendría bien, dicen que los viajes ilustran.

Pero como todo candidato populachero que recomienda expropiar la banca y torturar a los criminales, entonces sugiero que tome sus maletas y compre un boleto para viajar a Irán o a cualquier país islámico, donde podrá hacer turismo Dark y ver su sueño hecho realidad “morcharle la mano al que robe”. También podría apedrear a mujeres infieles y montar un caballo percherón para disparar un AK47. Aunque desafrotunadamente no podrá “pistear” ni un solo six de Tecates.

Otra opción es viajar a Montreal, Canadá, a la École nationale de cirque, para que aprenda el arte circense. Así podría dejar de ser payaso para convertirse en qué se yo: malabarista, trapecista, ilusionista… algo menos burdo. Aunque podría ser un buen mago, tal y como lo hizo para reunir las firmas ante el INE para ser un candidato independiente.

Otra opción de viajar es a Texas y encarnar al mítico Llanero Solitario. Así podría luchar contra las injusticias que viven los regios clasemedieros, los mismos que viajan a San Antonio o McAllen para hacer shopping, cuando exigen la devolución de impuestos (TAX) en los malls durante un Black Friday.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *