LA HISTORIA OBSCURA DEL ESTADIO NACIONAL DE CHILE

El Estadio Nacional es un eslabón de la historia chilena por los eventos deportivos, políticos y culturales desarrollados allí a lo largo de su existencia. Sin embargo el lamentable pasado se apoderó de él un 12 de septiembre de 1973, un día después del golpe de estado ejecutado por Augusto Pinochet al transformar este inmueble en un centro de detención tortura y desaparición, ahogando los festejos, aplausos, cantos y goles del pasado.

Texto y fotos: Pepe Treviño

El Estadio Nacional de Chile fue la mayor cárcel de cualquier dictadura sudamericana en la historia, los distintos organismos de seguridad de la Dictadura Militar se encargaron de desaparecer aquí a cientos de chilenos y chilenas, niños, jóvenes, adultos y ancianos.

Pero la historia no olvida y los chilenos decidieron rendirle tributo a todos esos seres humanos torturados, detenidos y desaparecidos, esto mediante un memorial que mantiene fresca la memoria de este cruel acto.

Se trata de la Escotilla 8, un espacio, una tribuna ubicada detrás de una portería. Un sector que está exclusivamente dedicado a este lamentoso recuerdo. Allí, bajo unas viejas gradas de madera (se mantuvieron tal y como se encontraban durante la dictadura) que contrastan con los demás asientos del estadio, se encuentra un sitio obscuro, frío, una sala en donde parte de los detenidos pernoctaban y desaparecían.

El sitio está abierto al público. Para conocerlo se debe reservar un tour, que es guiado por personal del estadio, quienes conducen a los interesados a la cámara o Escotilla 8. Para llegar primero hay que cruzar la tribuna histórica y descender unos peldaños, hasta donde se encuentra una manta que dice: “Un pueblo sin memoria es un pueblo sin futuro”.

Según un guía me contó que los detenidos dormían en el piso, frío. Durante el día las personas pasaban la tarde sentadas en el estadio, mirando el campo de juego. Incluso se les permitía platicar, hasta que aparecía el temible personaje, el “encapuchado”, que reconocía entre los detenidos a los militantes de izquierda, que eran separados del grupo de detenidos para ser torturados o desaparecidos.

Esto duró por tres meses, hasta la eliminatoria al Mundial de 1974, cuando Chile debía de jugar el partido de vuelta contra su similar la Unión Soviética. Sin embargo, Pinochet, al romper relaciones con el Kremlin, tuvo un respuesta negativa, pues los soviéticos decidieron suspender su participación, señalando que Chile era inseguro y que el estadio era un baño de sangre.

Ante tal respuesta la selección chilena tuvo que jugar sin opositor alguno, pues a pesar que el equipo soviético no se presentó, los chilenos tuvieron que participar en un juego protocolario exigido por la FIFA, esto para que los chilenos metieran un gol y así declarar finalizado el juego.

Como dato curioso ese día, el 21 de noviembre de 1964, fueron liberados los últimos detenidos, quizá fue la presión social que obligó al gobierno de Pinochet para que esto sucediera, todo gracias al futbol.

PARA SABER MÁS

  • La construcción del estadio estuvo en manos los arquitectos Ricardo Muller, Aníbal Fuenzalida y Roberto Cormatches. Fue inaugurado por el presidente Arturo Alessandri Palma en 1938 y desde 1939 ha sido la sede local de la Selección de fútbol de Chile.
  • En 2008 fue bautizado como Estadio Nacional Julio Martínez Prádamos, en honor al destacado periodista deportivo.
  • El estadio es un espacio deportivo multidisciplinario que en su totalidad cuenta con 64 hectáreas. El coliseo central cuenta con una capacidad de más de 50.000 mil espectadores sentados y una cancha de fútbol, la cual está rodeada por una pista atlética.
  • Actualmente el coliseo es usado para los partidos nacionales, como sede para los partidos de local de Universidad de Chile, actividades deportivas y conciertos.
  • El 11 de Septiembre del año 2003, el Estadio Nacional fue declarado en su totalidad como Monumento Histórico, conforme a la Ley N°17.288 de Monumentos Nacionales.

DE VIAJERO A VIAJERO

  • Conoce el circuito de la memoria mediante visitas guiadas para público en general, de martes a viernes en tres horarios: 10:00, 12:00 y 15:00 horas.
  • Los sábados existen dos horarios disponibles:  10:00 y 12:00 horas.
  • Las visitas se realizan para grupos de hasta 45 personas, previa coordinación.

http://www.estadionacionalmemorianacional.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *