EL SABOR CHINO DE TAPACHULA

El déjà vu se manifiesta desde el momento en el que se estaciona el carro; observo sobre la Quinta Calle Pte. No. 8 la fachada en rojo del restaurante de comida china, que se ha mantenido avante en la ciudad fronteriza de Tapachula; “Confucio” tiene la misma fachada desde hace dos décadas, la pequeña puerta de rejas en color oro invita a pasar para disfrutar un banquete abundante y de buen sazón.

Por Cindy Agustín / Fotos: Pepe Treviño.

Confucio fue fundado por el Sr. Manuel Sing y su esposa Lidia Lau quienes nacieron en México; sin embargo, sus padres sí eran originarios de China. Actualmente, el negocio lo dirige Marcos Sing., quien –por vía telefónica- me confirma que “el restaurante abre todos los días de la semana, a excepción de Navidad; Año Nuevo; el día dos de noviembre y el 16 de septiembre”. Y que la hora de apertura es la 10 a.m. y cierra a las 6:00 p.m.

El menú del restaurante no ha variado en estos 20 años que lleva abierto. Se divide en Entremeses donde se destacan los ravioles fritos (la orden lleva 10 ravioles) que se acompañan de una salsa agridulce; los rollos primavera y las costillas de cerdo horneadas. En el apartado de Sopas se puede elegir desde sopa de hongo al mixto hasta sopa de aleta de tiburón (ésta te cuesta 300 pesos el platillo). En el segmento de Especialidades (platillos insignia) destaca el pato con hongo estilo cantón; el pato laqueado y el pescado relleno Confucio.

No obstante, los platillos más populares siguen siendo el Chop Suey y el Chao Mein; ambos platillos con distintas presentaciones: tradicional, especial o con mariscos. Y serían estas las sugerencias, si acaso la visita se realiza por vez primera. Como los platillos son abundantes se recomienda pedirlos al centro de la mesa para compartir y poder probar la variedad de sabores logrados con ingredientes importados desde China.

RESTAURANTE FAMILIAR

Esa tarde que comí en el restaurante Confucio; los recuerdos de cuando era niña llegaron a mi memoria; compartiendo la mesa con mis padres y hermanos -ahora se suman los nietos- quienes comienzan a identificar cómo es lo más cercano a la comida china tradicional, y para saberlo habrá que viajar hasta Tapachula. Ahí mientras se abre el apetito con un vaso de cerveza y unos ravioles fritos; se puede escuchar la marimba con su sonido vibrante que te hace sentir lo que es ser chiapaneco “alegre y enjundioso”.

… Decía el sabio Confucio que aquel “que conoce todas las respuestas no ha hecho todas las preguntas”, así que me atreví a preguntarles a los meseros su nombre respectivo antes de partir (Héctor y Lidia), son los únicos meseros que atienden este sitio; ambos han estado desde el año que se fundó, que, a decir de Marcos Sing ninguna persona puede recordar la fecha exacta en el que se inauguró; “ni mis papás lo recuerdan”, me confiesa Marcos mientras se echa una carcajada con la que también sonrío y me despido; esperando siempre regresar al mismo sitio para comer los mismos platillos y, escuchar la marimba a lo lejos mientras mi vista se pierde en los mosaicos chinos que hacen juego con las tarjetas repletas de símbolos, que me auguran un año lleno de grandes emociones.

DE VIAJERO A VIAJERO

Ubicación: 5ª. Calle Poniente No. 8, Col. Centro, Tapachula de Córdova y Ordoñez, Chiapas.

Horario: Cierra a partir de las 18:00 hrs.

Orden para llevar al: 62-644-49.

Gasto promedio por persona: $250.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *